Imágenes

NOTICIAS
Sostenilidad energética en Centroamérica: un paso adelante, uno atrás
Fecha de Publicación: 10/06/2013 10:12 am

Fecha de la Noticia: 05/06/2013

Sostenilidad energética en Centroamérica: un paso adelante, uno atrás

 Mientras la región incursiona en nuevas fuentes energéticas renovables, su dependencia de los combustibles fósiles la mantiene atada en la dirección opuesta.

La dependencia de América Central y el Caribe de los derivados del petróleo ascendió a los US$10 000 millones en el año 2012, monto superior en casi US$14 000 al reportado en el año 2011. 

Las evidencias son de mantenerse al alza, pues un informe del Banco Mundial detalló que en un escenario de crecimiento moderado, las emisiones de C02 provenientes de la generación eléctrica en América Latina y el Caribe, aumentarían a montos superiores al doble entre el 2009 y el 2030, debido a la caída en la proporción de fuentes hidroeléctricas y un aumento en el uso de combustibles fósiles. 

Algunos casos concretos son países como Honduras, con una dependencia de la energía térmica del 70% y que mantienen previsiones de un crecimiento en la demanda correspondiente a un 3,5%.

El primer reto de la región es dar un paso hacia la sostenibilidad, por medio de una reforma a la matriz energética con la introducción de energías renovables, dado que para que  Centroamérica tenga un modelo de producción energética sostenible, el 60% de su matriz energética deberá estar conformada por energía limpias. 

Mientras que el segundo consiste en generar iniciativas regionales que superen los esfuerzos aislados que se han hecho hasta el momento, así como eliminar las barreras al establecimiento de esta fuentes, incluidas: la falta de instrumentos financieros en el mercado para financiar esos proyectos, la falta de información para valorar esos proyectos y la capacidad incipiente para promoverlos. 

El paso adelante. Mientras la dependencia sigue, nuevos proyectos renovables se instauran en los diferentes países de la región. En el año 2011 las inversiones en energías limpias contabilizaron los US$1100 millones. 

En cifras concretas es particularmente la energía hidroeléctrica la que predomina como alternativa limpia con el 47,5% de la generación, seguida de la energía geotérmica con un 7,9%, la caña de azúcar en un 4,4% y la eólica en un 1,1%: 

Casos particulares son el de Nicaragua, país pionero en la energía eólica con la construcción de siete parques eólicos para el 2014. El potencial energético en la rama del país llega a los 800MV, y la aspiración del gobierno es que el 60% de su energía venga de fuentes renovables en el futuro. 

Honduras por su parte plantea  cambiar  su matriz y alcanzar que al menos un 45% de su energía provenga de fuentes limpias. En consonancia con este punto, República Dominicana prevé hacerlo a un plazo de 15 años, por medio de la generación hidroeléctrica, su meta está en alcanzar el 25%. 

Otros como Costa Rica, con matrices más orientadas a las energías alternativas, tienen otros retos por delante, en su caso se trata de cambiar su modelo de transporte, que consume el 81% de los derivados del petróleo que ingresan al país.  

Mientras los proyectos energéticos se concretan, América Central permanece dando un paso adelante hacia la sostenibilidad en materia energética y uno atrás, atada por su consumo en alza de los derivados del petróleo.

http://revistamyt.com/2013/06/sostenilidad-energetica-en-centroamerica-un-paso-adelante-uno-atras/

© 2014 - Todos los derechos reservados. - Sitio web desarrollado por Pixel Media Publicidad